Ley segunda oportunidad

¿Que es eso de la Ley de Segunda Oportunidad?

Es un procedimiento extrajudicial en el que el una persona física no empresaria o un empresario puede negociar el pago de la deuda con sus acreedores apoyado por la figura del Mediador Concursal. Es necesario que se encuentre en situación de insolvencia, o que prevea que no podrá cumplir con sus obligaciones para poder iniciar un procedimiento para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos con sus acreedores.

Rellenando un formulario se podrá solicitar un ‘Acuerdo extrajudicial de pagos’. Si eres no empresario lo presentará ante el notario o ante el Registro Mercantil si eres persona física empresario.

La primera consecuencia es la paralización de las ejecuciones que puedan existir sobre el patrimonio (con determinadas excepciones, siendo la más relevante la relativa a derechos reales cuando se refieren a hipoteca de la vivienda).

En esta fase extrajudicial el ‘mediador concursal’ convocará a todos los acreedores para negociar una propuesta de acuerdo o plan de pagos, que puede llegar a ser con una espera de 10 años y una quita que en la práctica puede ser sin límite.

Si el mediador concursal no consigue aprobar ningún acuerdo extrajudicial con los acreedores, se deberá solicitar ante el juzgado la declaración de Concurso Consecutivo, cuya principal novedad es que, cumpliendo determinados requisitos, el deudor puede solicitar al juez que le sean condonadas las deudas, de tal forma que si prospera quedará exonerado frente a los acreedores y en definitiva se habrá conseguido lo que la propia ley busca, que no es otra cosa que dar una segunda oportunidad a las personas físicas que básicamente como consecuencia de la crisis estaban endeudadas de por vida.

Algunos aspectos esenciales a tener en cuenta son que el deudor actúe de ‘Buena Fe’, que el pasivo total del deudor tiene que ser inferior a 5 millones de euros, que las deudas de derecho público (Seguridad Social y Hacienda) y los créditos por alimentos (en los casos de divorcio) no están incluidas en la negociación, y que si durante los 5 siguiente años de haberse obtenido la exoneración de la deuda, el deudor mejora ‘sustancialmente’ su situación económica, los acreedores pueden solicitar su revocación.

Tenemos experiencia tanto asesorando a deudores como experiencia como mediador concursal.

Si desea que le ampliemos información y que le realicemos un presupuesto rellena el formulario de contacto indicando en el asunto "concurso de acreedores". Recibirá una respuesta en menos de 48 horas. Los datos con * son obligatorios.